Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Franz Schubert

jueves 21 de septiembre de 2017


Pablo, la música en Siana

1 de septiembre

Música entre amigos

Pablo, la música en SianaJueves 31 de agosto, 20:00 horas. Festival de Verano Oviedo 2017, Museo Arqueológico: Ana Nebot (soprano), Mario Bernardo (piano). "Sin etiquetas", obras de Haendel, Schubert, R. Strauss, Rossini, Fauré, R. Hahn, Satie, Saint-Saëns, Villa-Lobos, C. Porter y M. Legrand. Invitados: Rubén Menéndez Larfeuil (viola), Pablo García-López (tenor), Marina Pardo (mezzo) y Antony da Cruz (contrabajo). Brillante clausura de un festival veraniego que volvió a llenar el museo con colas dos horas antes del inicio quedándose público fuera (lástima el aforo reducido) con artistas de casa como la soprano carbayona y el pianista gijonés, sin localismos y además rodeándose de amigos para compartir una tarde "sin etiquetas" del agrado de todos y repasando épocas con estilos distintos. Para el dúo Nebot-Bernardo comenzar con el barroco y sus agilidades aún en frío, además de la emoción de saberse querida no sería óbice para ir ganando tranquilidad y hondura, también (y tan bien) arropada por compañeros, además de amigos, a lo largo de una hora de buena música en el mejor ambiente. Tras el inicial Haendel y el aria Ch’io mai vi possa (Que yo pueda un día) de la ópera "Siroe", vendría la viola de Rubén Menéndez Larfeuil para sumarse a dos grandes bien sentidos por la soprano junto al sólido piano, Schubert con Der Hirt auf dem Felsen (El pastor en la roca) D. 965 de mundos sonoros contrapuestos en expresiones e intensidades (con clarinete hubiese sonado menos intenso), y especialmente el Morgen (Mañana) op. 27 nº 4 de R. Strauss que llegó a alcanzar la milagrosa complicidad del silencio total de un atardecer mágico con "la hermana del violín" tan sentida como la propia voz. En este repaso entre compañeros llegó el turno al tenor cordobés Pablo García-López para dos dúos muy distintos, Rossini y La Serenata (Notturno) más Fauré Puisqu´ ici-bas toute âme (Pues aquí abajo las almas) preparado por "La Nebot" en solitario con Le papillon et la fleur (La mariposa y la flor) op. 1, nº 1. El nocturno del italiano, contrastado con la común poesía francesa de Victor Hugo en dos voces que se gustan además de actuar para hacer creíbles unos textos que se nos ofrecieron en fotocopias aparte (siempre de agradecer) redondeando este hermanamiento vocal y sentimental entre Asturias y Andalucía que lleva años cimentado, aplaudiendo la generosidad de la anfitriona ovetense por compartir protagonismos. Verdadera "exquisitez" el Verlaine de L´ heure exquise musicado por Reynaldo Hahn (1874-1947), venezolano de nacimiento con madre vasca y padre germano, pero francés de adopción y formación aunque alemán de pasaporte, universal como todo el programa "sin etiquetas" donde Ana Nebot y Mario Bernardo volvieron a demostrar el trabajo bien hecho, al igual que el siempre ideal Satie con su Je te veux (Te quiero), otra "delicatesen" antes de seguir compartiendo amigos y música, sobre texto de Henry Pacory, poesía musical francesa donde la soprano está en su salsa. Todo un detallazo de Ana cantar colocándose para el otro ala del claustro, aunque la acústica sea buena en cualquier lugar, y siempre atenta a un público que la quiere en su Oviedo natal, aunque hubo turistas de todas partes, incluso del otro lado del charco (a quienes pude saludar al finalizar el recital en "otro encuentro" con la música de punto en común y acercamiento físico más allá de las redes sociales). Con la mezzo Marina Pardo en un empaste perfecto y el acompañamiento siempre sobrio de Mario Bernardo, escuchamos a Saint-Saëns y su bolero El desdichado, en castellano con la forma original antes de la herencia al actual que bien aclaró Ana Nebot al público antes de cantarlo, ante algún comentario al presentarlo, pues siendo capaz de cantar incluso jazz aún no se ha enfrentado a los grandes éxitos de Miguel Matamoros, Los Panchos y seguidores, aunque nunca se puede rechazar nada, menos cuando hay calidad y emoción. Y del jazz vendría el contrabajista Tony da Cruz para seguir sumando "sentimiento" desde su compatriota Heitor Villa-Lobos con Melodía Sentimental (letra de Dora Vasconcelos), una nueva visión del folklore brasileño sumado a la canción de concierto donde solo faltó una batería con escobillas para volver a demostrar que no hay etiquetas, solo música bien hecha, al igual que con Cole Porter en So in love (Tan enamorado) de la comedia musical "Kiss me Kate". Piano más contrabajo en pizzicato como perfecto ropaje a la voz de Ana Nebot navegando cada vez más cómoda en estos repertorios ligeros que se van haciendo merecido hueco en este tipo de recitales camerísticos. Todavía quedaba el remate con el prolífico compositor de bandas sonoras francés Michel Legrand (1932), y de la película musical “Les Demoiselles de Rochefort” con "la gemela" Marina Pardo en la Chanson des jumelles, teatralización de altura con la redondez del contrabajo y el piano poniendo mentalmente la percusión que seguramente más de uno añadió aunque fuese corporal. Verdadero regalo Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez) cantado por "La Nebot" con naturalidad, cercanía y emoción subrayada por Tony y Mario redondeando el mejor colofón al mes, al ciclo y a las vacaciones dejándonos con ganas de más, sobre todo viendo que los amigos nunca fallan cuando lo son.

MIAMI ☼ CLÁSICA

5 de septiembre

Elogio de la soledad: Goerne en Schubert y Schumann

Dos entregas, en todo el sentido del término, de excepción. Un compacto impecable y un DVD quizás polémico que testimonian el zenit artístico de Matthias Goerne. Podría decirse que es un privilegio acceder… Sigue leyendo →




Ópera Perú

29 de agosto

Vuelve el American String Quartet

© J. Mae BarizoVuelve uno de los más aclamados cuartetos de la actualidad, con un programa dedicado a Beethoven, Shostakovich y Ravel. (Difusión SFL) Reconocido internacionalmente como uno de los mejores cuartetos del mundo, el American String Quartet vuelve a nuestro país para ofrecer un concierto el sábado 2 de setiembre a las 7:45 p.m. en el Auditorio Santa Úrsula, como parte de la Temporada de Abono de la Sociedad Filarmónica de Lima.Formado en 1974 cuando sus miembros originales eran estudiantes de la Juilliard School, el  American String Quartet ha dedicado cuatro décadas a moldear un sonido de lujo. Ha realizado presentaciones en las más importantes salas de concierto de todo el mundo y son famosos por sus interpretaciones de los cuartetos completos de Beethoven, Brahms, Schubert, Schoenberg, Bartók, Mendelssohn y Mozart, así como todos los quintetos de cuerda de Mozart, Mendelssohn y Brahms.  En el 2010, con motivo de su 35º aniversario, el cuarteto grabó un ambicioso disco titulado Eco de Schubert, que invita al oyente a apreciar la influencia de Schubert en dos obras maestras de la Viena de inicios del siglo XX. Este disco fue grabado bajo el sello NSS Music, una empresa de Nadja Salerno-Sonnenberg dedicada a proyectos de alto riesgo intelectual que son frecuentemente pasados por alto por los principales sellos discográficos. Asimismo, son promotores de la música contemporánea. En los últimos años, ha encargado e interpretado en calidad de estreno obras de compositores norteamericanos como Claus Adam, Richard Danielpour, Kenneth Fuchs, Tobias Picker, George Tsontakis y Robert Sirota. Desde 1984 hasta la actualidad es cuarteto residente en la Manhattan School of Music y desde 1974 hasta el día de hoy cumple el mismo rol en el Aspen Music Festival.Entradas a la venta en Teleticket de Wong y Metro. AMERICAN STRING QUARTETSábado 2 de setiembre, 7:45 p.m.Auditorio Santa ÚrsulaAv. Santo Toribio 150, San Isidro Programa: LUDWIG VAN BEETHOVEN: Cuarteto de cuerdas en si bemol mayor, op. 18 Nº 6DMITRI SHOSTAKOVICH: Cuarteto Nº 8, en do menor (opus 110)MAURICE RAVEL: Cuarteto en fa mayor



Pablo, la música en Siana

29 de julio

Schumann y Falla con el Mediterráneo

Viernes 28 de julio, 22:30 horas. Castillo de Bil-Bil, Benalmádena. Recital lírico de canto y piano "Cultura en la calle": José Manuel Montero (tenor), Aurelio Viribay (piano). Obras de Schumann, F. Alonso y Falla. El verano supone para muchos artistas trabajo que el público siempre agradece, con escenarios distintos a los habituales como en el caso de Benalmádena que con el Mediterráneo y el Castillo de Bil-Bil de telón de fondo traía este último viernes de julio una música aparentemente poco popular como el mundo del "lied" romántico y que el año pasado funcionó, por lo que repetir no era correr riesgos y a la vista de la ocupación de todas las sillas, más abundante público de pie, la fórmula volvió a resultar acertada, en buena parte por la calidad de unos intérpretes que se han puesto como objetivo dar a conocer la música vocal de salón, los grandes compositores de la canción con piano donde los españoles deben estar a la misma altura que los germanos, como pudimos volver a comprobar. El ciclo de canciones Liederkreis, op. 39 de R. Schumann y textos de von Eichendorff (1788 - 1857) no están entre los más escuchados, si bien de los dos ciclos, nueve temas con textos de Heine los opus 24 menos que los doce del segundo que pudimos disfrutar al aire libre y con amplificación cuidada, más transitados a lo largo de los años, teniéndolos en mi discoteca nada menos que por el irrepetible barítono Fischer-Dieskau. El piano poniendo la música sin palabras en equilibrio a la poética del canto, diálogos con el trasfondo tan romántico de la naturaleza, el desamor, la paz y el dolor con momentos íntimos, poderosos y la belleza imponente de la naturaleza en comunión piano y tenor para esos microrrelatos románticos y puros. Títulos que parecían describir el propio entorno de esta noche de verano mediterráneo: La quietud, En un castillo, En la lejanía, Melancolía, con la dicción germana perfecta de José Manuel Montero y color dramático capaz de alcanzar sin problemas el amplio registro de este ciclo, más el piano maestro de Aurelio Viribay, un tándem de muchos quilates. La docena de poemas con música fueron desgranándose con todo el sentimiento que los textos requerían (lástima no poder ir leyéndolos) y un público que aplaudía cada uno sin esperar el resultado global, óptimo sin lugar a dudas. El piano solo necesario para un leve descanso vocal (y un cambio de camisa) vino con un "desconocido" Francisco Alonso y una poco frecuente Mi adiós a Granada de hondura en fraseo evocado por ese folclore único que el maestro Viribay siempre eleva la llamada música de salón al Olimpo de Orfeo, el recuerdo nostálgico del granadino en el Madrid que le daría la fama. Las Siete canciones populares españolas de Manuel de Falla resultaron perfecto complemento y enaltecimiento de nuestro lied hispano, textos y estampas bien combinadas de tiempo, sentimientos y fragor con una articulación de excelencia en Montero y el piano coprotagonista de Viribay, enamorando a propios y extraños. Siempre emocionante y admirable cómo el compositor gaditano elevó las canciones populares al nivel clásico equiparable a los germanos Schubert, Wolf, R. Strauss o Mahler y engrosando un "corpus" donde también estarán Granados, Toldrá, Obradors o Turina por recordar algunos de los nuestros. Por emociones me quedo con la Asturiana y el siempre exigente Polo que Montero-Viribay dejaron siempre en todo lo alto, claros y precisos de inicio a final, tal vez con un piano amplificado algo inferior al necesario para saborear todo lo escrito y la voz ligera con cuerpo y presencia más que suficiente para bajar un par de puntos los "fader". De regalo nada menos que un par, dos mundos en uno: el recuerdo de Granados y su Andaluza (la Danza española nº 5 compuesta para piano sin letra y popularizada por tantos cantantes de todos los estilos), casi leyendo mi mente sobre los hispanos, para rematar con el gran R. Strauss y Devoción, la que yo siento por esta pareja de intérpretes cerrando un círculo virtuoso hispano-alemán en el mismo plano de calidad y calidez. Quien no apuesta no arriesga y bien por la cultura en la calle del Ayuntamiento de Benalmádena que ya sabido apostar por una música que aún no tiene el hueco merecido ni siquiera en los escenarios habituales.

Pablo, la música en Siana

22 de julio

El verano también es trabajo

Viernes 21 de julio, 20:00 horas. RIDEA, Oviedo: Concierto de clausura del III Curso de Canto y Repertorio "La Castalia". Entrada libre. Para algunos el verano supone ocio y vacaciones aunque en el mundo musical nunca se tenga un minuto de tiempo libre. Oviedo sigue siendo "La Viena del Norte" hispano incluso en los meses de estío con unas temperaturas idóneas para disfrutar de su amplia oferta en los distintos entornos y festivales, pero también para aprovechar unos días de formación, la que ocupa toda la vida profesional y más aún en el siempre exigente mundo lírico. La Asociación Cultural "La Castalia" que preside Santiago Ruiz de la Peña sigue ofreciendo cursos como este tercero de canto y repertorio en la capital asturiana, acudiendo jóvenes voces asturianas y de las comunidades cercanas para continuar esa carrera en algunos casos incipiente, en otros consolidándose, buscando siempre mejorar distintos aspectos como perfeccionar la técnica, dicción y fonética, idiomas tan necesarios en todas las facetas profesionales, o repertorio y análisis, recordando que todo ello es imprescindible para quienes se dedican al mundo de la lírica, independientemente de buscar una carrera o por el mero hecho de continuar ese itinerario sin final que es el canto. La labor del claustro de "La Castalia" sigue siendo encomiable por inculcar amor por la música y poder visibilizar unas voces desconocidas para parte de un público que volvió a llenar el Palacio de Toreno, y que resultó el termómetro de examen final a cinco días de duro trabajo que culminan con el concierto final. Enhorabuena a Begoña García-Tamargo (dirección artística y canto), Manuel Burgueras (repertorio y pianista "oficial" de estos cursos), Ana Cristina Tolívar (fonética), Mª José Collazos (análisis) y la ucraniana afincada entre nosotros Yelyzaveta Tomchuk, nuevo fichaje en el campo del pianista de repertorio, más allá del acompañamiento, con un trabajo "poco agradecido" en las siempre diabólicas reducciones orquestales que compensan páginas "liederísticas" como también pudimos disfrutar este viernes, completando un elenco de profesores a los que la moda e invasión anglosajona comienza a llamar coach. Interesantes las obras elegidas y el orden de intervención de los cantantes para "armar" este concierto de clausura del que dejo copia a continuación y amplío con algunas anotaciones a vuelapluma. Abundante cosecha de sopranos y digna representación del resto de cuerdas (mezzo, tenor y barítono) afrontando repertorio variado y difícil donde hubo una verdadera colección lírica con dos obras por voz colocadas en el programa para dar variedad y vistosidad a los géneros trabajados con el profesorado durante la semana. Abría velada la soprano gallega Cristina Suárez con Manuel Burgueras al piano cantando Sposa son disprezzata de "Bajazet" RV 703 (Vivaldi), con la misma trama de "Il Tamerlano", un aria barroca de calado mostrando buenas maneras (que completaría su intervención con Weber) y ganas de gustar en dos estilos distintos y distantes. Volvía a escuchar a la soprano Canela García que nos dejó el "lied" sinfónico Zueignung op. 10 nº 1 (R. Strauss) de sentimiento, poesía musical y diálogo con el piano del maestro hispanoargentino y volvería con La zagala alegre de las "Seis canciones castellanas" (Toldrá), la canción de concierto que exige a los intérpretes crear y cantar un microrrelato donde el texto debe ser subrayado con la música, algo que ambos intérpretes entendieron en la dirección correcta. Ya conocía a la mezzo María Heres, con Lisa Tomchuk al piano que afrontó el aria Che puro ciel de "Orfeo y Euridice" (Gluck), un repertorio de arias barrocas en las que la ovetense se desenvuelve con comodidad y un color idóneo recordándonos el de algunos contratenores que están recuperando muchas de estas partituras, retomándolo posteriormente con Che faro senza Euridice (en vez del previsto Cruda sorte! Amor tiranno! de la rossiniana "L'Italiana in Algeri", único cambio que demuestra el atento trabajo por ofrecer siempre lo mejor de cada intérprete). Mi admirada soprano la avilesina Vanessa del Riego con Manuel Burgueras al "piano orquestal" nos interpretaron el Laudamus te de la "Gran Misa en do menor" (Mozart) siempre progresando en un repertorio que lleva interpretando a lo largo de su carrera, siempre difícil en el caso del genio de Salzburgo, endiablado en agilidades, color, saltos y musicalidad. Un aplauso por su encomiable trabajo y amor por la música. El también conocido tenor Adrián Begega con Yelyzabeta Tomchuk afrontó el lied Der Neugierige del ciclo "Die schöne Müllerin" (Schubert) y el recitativo con aria Sventurata Sidon!... Se colà ne´fatti è scritto del "Idomeneo" mozartiano, bello color y registro central poderoso, más idóneo para Mozart que para el muy exigente y siempre complicado mundo camerístico de la llamada canción de concierto, al que pocos cantantes han querido acercarse precisamente por sus dificultades. La también gallega y soprano Carla Romalde nos interpretaría la Ännchen de "El cazador furtivo" (Weber) con el aria Einst träume meiner sel'gen Base donde su expresión gestual debe complementar la acción que el texto en alemán describe, mejor en la parte movida y "cantabile", mientras su compañera Cristina Suárez volvería para la Ágata doliente Und ob die Wolke sie verhülle, dos colores de voz y personajes para la misma obra, con la reducción pianísitica a cargo de una convincente Lysa Tomchuk. Carla Romalde repetiría posteriormente con la Romanza de María de "El Juramento" (Gaztambide) más cómoda  con el castellano y de color carnoso escrito para lo que entonces se llamaba tiple, para una partitura igual de exigente que también pudimos disfrutar en el Campoamor hace tres años. Habitual en nuestra tierra y también trabajando duro, la soprano moscona Paula Lueje con Manuel Burgueras nos dejaron una auténtica recreación de I' vidi in terra (soneto 123 y último de los "Drittes Sonet von Petrarca") del húngaro Franz Liszt, partitura poco habitual bien defendida y ejecutada por ambos intérpretes, que como escribe Petrarca supusieron "cordura, amor, dolor y cortesía", muchas tablas por parte de ambos, siendo la de Grado quien finalizaría el concierto con el piano de Tomchuk pasando de la poética italiana al alemán casi cabaretero de la conocida Canción de Vilja (Vilja Lied) perteneciente a "La viuda alegre" ("Die Lustige Witwe") de Léhar, el rey de la opereta siempre exigente pero muy agradecida, perfecto rubato con feliz entendimiento pianístico y sentimiento a raudales que resultaría broche dorado del concierto. Otra voz que pasó hace unos años por Asturias y volvía a este curso es la soprano ferrolana Gloria Amil que tiene tras de sí una carrera variada, esta vez trabajando y cantando con la orquesta hecha piano de Manuel Burgueras dos exigentes y conocidas arias operísticas: el Addio, del passato bei sogni ridenti de "La Traviata" (Verdi) y la gavota Obéissons quand leur voix appellee de "Manon" (Massenet) lógicamente con piano y sin coro pero que el público interrumpió varias veces -supongo que por desconocimiento pese a ser un título de referencia en la ópera-, mejor Manon que Violeta sin meterse mucho en dos roles que deben convencer y enamorar además de cantarse, aunque la belleza de estas páginas supera cualquier comentario teniendo todos nuestras referencias en dos personajes fetiches para cualquier operófilo. El joven barítono turolense Ricardo Barrul Martín acompañado al piano por el maestro Burgueras apuntó buenas maneras en las arias de Alfonso Ma, de'malvagi invan... Vien, Leonora de "La Favorita" (Donizetti) y Zurga O Nadir de "Los pescadores de perlas" (Bizet), con un bello color vocal que los años irán dando el cuerpo necesario puesto que musicalidad tiene y técnica continúa trabajándolo, estando en el camino correcto para afrontar estos roles. La soprano vitoriana Nora Chena Sola con el piano de Yelyzabeta Tomchuk demostró el buen y poderoso instrumento que posee afrontando dos pesos pesados vocalmente como la "Canción de la risa de Adela· en Mein Herr Marquis de "El murciélago" (Johann Strauss hijo) y Les oiseaux dans la chamille ("Los Cuentos de Hoffman") de Offenbach, mucho más que un despliegue de poderío, agudos o agilidades, convencimiento y escena que da el trabajo así como mucho tiempo de estudio, el que nunca termina, cautivando al público en ambas arias, especialmente la segunda donde no necesitó "darle cuerda a la muñeca" para enamorar siempre con el excelente subrayado musical de la astur-ucraniana Tomchuk. En definitiva un curso de nota con las lecciones bien aprendidas que todavía quedaría repasar tras el concierto de examen final porque así es la vida del música, estudiando siempre para buscar la excelencia. Y llegar a casa con tiempo para disfrutar en El Palco de La 2 (también en la web de rtve) de un "Liceu a la fresca" con un "Trovador" que algunos de estos cantantes podrían cantar en algún momento de sus carreras, pues la ópera sigue enamorando y las voces llegan directamente al alma. Enhorabuena a todos.

Franz Schubert
(1797 – 1828)

Franz Peter Schubert (31 de enero de 1797 - 19 de noviembre de 1828) fue un compositor austríaco, considerado uno de los continuadores del Romanticismo musical, iniciado por Ludwig van Beethoven. Fue un gran compositor de lieder (breves composiciones para voz y piano, antecesor de la moderna canción), así como de música para piano, de cámara y orquestal.



[+] Mas noticias (Franz Schubert)
5 sep
MIAMI ☼ CLÁSICA
1 sep
Pablo, la música ...
29 ago
Ópera Perú
17 ago
Google Noticias E...
17 ago
Google Noticias C...
17 ago
Google Noticias M...
17 ago
Google Noticias E...
17 ago
Google Noticias A...
8 ago
camino de musica
29 jul
Pablo, la música ...
23 jul
Google Noticias E...
23 jul
Google Noticias A...
23 jul
Google Noticias C...
23 jul
Google Noticias E...
22 jul
Pablo, la música ...
14 jul
Scherzo, revista ...
13 jul
Ópera Perú
13 jul
camino de musica
10 jul
Ópera Perú
26 jun
Scherzo, revista ...

Franz Schubert




Schubert en la web...



Franz Schubert »

Grandes compositores de música clásica

Ave Maria Romanticismo La Trucha Lied Winterreise Sinfonia Serenade

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...